Hidralia frente al cambio climático

Hidralia se ha consolidado como una de las empresas andaluzas más comprometidas en la lucha frente al cambio climático y el desarrollo sostenible. Por ello, ha sido elegida por la Junta de Andalucía como empresa referente en el sector privado en las jornadas “Una visión estratégica para hacer frente al cambio climático”, que se ha celebrado en Sevilla.

Gustavo Calero Díaz, director de Desarrollo Sostenible e Innovación de Hidralia, ha participado en el encuentro y ha querido remarcar este compromiso, entendiendo que sin desarrollo sostenible y sin una lucha férrea contra el cambio climático, ninguna empresa, independientemente del sector en el que trabaje, tendrá futuro.

—En cuanto a la unión de Hidralia con la Administración como empresa del sector servicios a la hora de hacer frente al cambio climático, ¿por qué Hidralia ha sido la elegida en este aspecto?

—Entiendo que la Consejería de Medio Ambiente ha considerado a Hidralia como un ejemplo de sostenibilidad y lucha contra el cambio climático en el sector por nuestro modelo de gestión, que aúnan ese desarrollo sostenible con la innovación tecnológica, contribuyendo a la protección del medio ambiente.

—¿De qué forma contribuye Hidralia a hacer frente al cambio climático?

— Hidralia lucha contra el cambio climático en tres líneas básicas: agua, gestión de residuos y energía. Con el agua, tratamos de optimizar al máximo su gestión. De hecho, en los últimos cinco años, hemos recuperado aproximadamente unos 19 hectómetros cúbicos de agua, lo que equivale a más del consumo anual de una ciudad como, por ejemplo, Marbella. Para conseguir esta buena gestión, hemos focalizado nuestra atención en eliminar las numerosas fugas que se producen en el transporte del agua, en descubrir fraudes que, por desgracia, siguen siendo muy numerosos, y en la innovación tecnológica. Además, siempre tratamos de reutilizar toda el agua posible, depurándola y dándole una nueva vida, principalmente en el ámbito agrícola.

En cuanto a los residuos, se busca el residuo cero. El objetivo es valorizar el 100 por ciento de los residuos que generamos. Antes, lo que se hacía era enviar los residuos a vertederos, lo que, además de ser insostenible costaba dinero. Con esta valorización, con el fango, la arena y la grasa que quedan tras los procesos depurativos, se elaboran nuevos productos y se destinan, principalmente, a la agricultura.

Hidralia también destaca a nivel energético. En muchas de nuestras infraestructuras, principalmente de depuración, generamos energía. De hecho, hemos alcanzado los 14 GWh de energía verde sólo en los dos últimos años. Aquí vemos cómo la competitividad y la sostenibilidad van de la mano. No solo contribuimos a la protección del medio ambiente, sino que existe un notable ahorro.

—¿Qué acciones concretas ha llevado a cabo Hidralia que reflejan ese compromiso por el desarrollo sostenible y la lucha frente al cambio climático?

—Un ejemplo de esta innovación ha sido la instalación, por ejemplo, de cargadores de móviles o tabletas que funcionan gracias a la energía hidráulica. Se han instalado turbinas en algunos puntos de la red de agua potable que aprovecha el caudal y la presión del agua que pasa, generando así electricidad que se almacena en baterías. Para aprovechar esta energía limpia y renovable, se han instalado cargadores en diversos puntos en los que las personas que lo deseen pueden cargar sus dispositivos móviles mientas esperan el autobús o realizan alguna actividad.

Otro ejemplo es que, aprovechando esta energía que generamos, estamos cambiando la flota de vehículos por vehículos híbridos o eléctricos. Con la propia energía que generamos alimentamos los vehículos de esta nueva flota. La idea es abrir este servicio a las administraciones públicas si fuera posible.

Por tanto, no solo generamos la energía que usamos, sino que también daremos la posibilidad a otros de que se beneficien de ella.

—¿Qué se necesita para ser una empresa sostenible?

—Para que una empresa pueda tener un plan de desarrollo sostenible como el nuestro es fundamental la innovación tecnológica. Por ello, Hidralia cuenta con Cetaqua Andalucía, un centro tecnológico dedicado al desarrollo y la innovación tecnológica de las TIC y de los recursos hídricos. Además, contamos con convenios con todas las universidades andaluzas, con las que hemos generado un ecosistema de innovación.

También contamos con cátedras en las universidades de Huelva y de Granada, donde Hidralia, como empresa privada, entre otras cosas, incentiva actividades de investigación y premian los mejores proyectos de fin de grado o masters.

—¿Qué son las biofactorías que proponen desde Hidralia?

—Las biofactorías son una evolución de las plantas depuradoras normales, que apuestan por la reutilización total: energía cero y residuos cero. Para ello, se apuesta por la economía circular frente a la lineal, siendo un proyecto, no solo de la empresa, sino de la sociedad en general.

En Granada existe una de estas biofactorías, con una capacidad de tratamiento de 600.000 habitantes, y que es un ejemplo de sostenibilidad. En ella, se reutiliza toda el agua que se depura, se genera toda la energía que la planta precisa y a día de hoy valoriza el 97 por ciento de los residuos que se generan. Es un cambio total del concepto de las depuradoras.

—¿Por qué es importante la apuesta por la innovación?

— No es que sea importante es que es fundamental, independientemente del sector en el que trabaje tu empresa. Antes, la innovación era un simple factor diferenciador, pero ahora se ha convertido en algo esencial. Da igual que tu negocio sea una pequeña panadería, la innovación es indispensable. O innovas o te extingues.

—¿Está reñido el desarrollo sostenible con la competitividad de las empresas?

—Al revés. Una empresa para ser competitiva tiene que ser sostenible en un sentido amplio del término. Debe ser sostenible socialmente, preocupándose por sus clientes y sus trabajadores; ambientalmente, protegiendo el medio ambiente, y económicamente. Este equilibrio es fundamental para reducir costes, para mejorar la imagen, para mejorar el posicionamiento de la empresa y para diferenciarse del resto. El desarrollo sostenible es imprescindible para subsistir en el futuro.

En estas líneas, Hidralia tiene planes de desarrollo sostenible en el ámbito social, asegurando el acceso al agua a todos los ciudadanos y en especial a aquellos colectivos vulnerables, gracias a la creación de bonificaciones y fondo sociales, entre otras acciones. En el área ambiental destacaría todas las acciones relacionadas anteriormente; y, en el ámbito económico, entre otras medidas, es importante las acciones que impulsan el desarrollo económico de los municipios en los que estamos presente. El objetivo es fomentar la industria local y que ésta se involucre en el desarrollo sostenible y en la lucha por el medio ambiente, para lo que damos prioridad a las empresas locales más sostenibles. Se apuesta por el desarrollo sostenible sobre estos tres pilares.

—¿Qué implica la firma del convenio con la Consejería de Medio Ambiente en las Jornadas de Sostenibilidad en la Empresa y la Competitividad del próximo 15 de marzo?

—En este convenio firmado por el propio consejero y el director general de Hidralia, se establece una colaboración de la empresa con la Consejería en la lucha contra el cambio climático. Para ello, nos comprometemos a realizar auditorías de nuestras propias emisiones y reducirlas cada año. Es un proyecto de mejora continua.

(extraido de: Noticia)

Leave a Reply

Your email address will not be published.